Datos curiosos

De vuelta a nuestras raíces: Macallan the Malt Parte 2

Desarrollando la campaña publicitaria de The Macallan en los años 70 y 80

Nuestra historia tiene raíces profundas, y eso es algo que elegimos honrar y en lo que seguir invirtiendo. Esta historia ha dado forma a lo que somos ahora, y es el medio que elegimos para modelar nuestro futuro, tanto en lo referente a los procesos como a las comunicaciones.

Cuando decidimos por vez primera entrar en escena mundial con un whisky single malt, tuvimos que tomar ciertas decisiones sobre cómo encontrar y relacionarnos con nuestra audiencia a través de la publicidad. Los publicistas responsables de la campaña en los años 70 y 80, David Holmes y Nick Salaman, se dieron cuenta de que habíamos sentado un precedente con nuestro primer anuncio. Utilizaba dibujos en blanco y negro, lo cual era una ventaja para el pequeño espacio adjudicado en la publicación The Times. Esta sencilla copia utilizaba un tono de voz distintivo, en ocasiones ingenioso, casi académico que ayudaba a contar la historia de The Macallan de manera informativa, convincente y «asociativa» a la vez. Y por si fuera poco, ¡nadie más lo hacía así!

Un clima ideal para el whisky

Cuando les enseñaron los alrededores de la destilería en Speyside, anidada en un valle custodiado por los distantes picos de los montes Grampianos, Salaman y Holmes se aferraron a un comentario que hizo el entonces gerente de la destilería, con respecto a una tradición que aseguraba que «el whisky sale mejor si se fabrica en un clima duro». Esta tradición tiene su origen en la época de Alexander Reid, en 1824, cuando destilaba su whisky fuera de temporada, una vez finalizada la cosecha del año.

A modo de estímulo para que la destilería «siguiera haciendo un buen trabajo», la naturaleza se aseguró de que el cercano pico Ben Rinnes (de unos 840 metros, normalmente visible desde el sur de la destilería) estuviese cubierto de nieve durante seis meses, lo que en apariencia proporcionaba ese «clima duro» tan apto para la fabricación del whisky. Mientras que el entorno ofreció la inspiración que necesitaban los dos creativos para conceptualizar la campaña, dentro de la destilería la temperatura del líquido en cada fase es, en realidad, una parte fundamental en el proceso de destilación y maduración. Una consciente percepción y supervisión garantizan que la malta se encuentre en su punto álgido de perfección en todas las estaciones.

En uno de los anuncios se les ocurrió utilizar una antigua ilustración de una edición victoriana de «Punch» (una revista británica satírica) donde mostraban a unos erizos recogiendo nieve del suelo. Acurrucado en una saturada página del Times, el sugerente anuncio tuvo que llamar la atención del lector como una bola de nieve en plena frente.

Con frecuencia decían: «esos pequeños anuncios de Macallan tenían la garra de una página completa y mucho más».

Basándose en la historia y en la geografía para la campaña, Salaman y Holmes se dieron cuenta de que los pastores de ganado del siglo XIX, de camino hacia el sur, solían pararse en The Macallan para tomar un trago de nuestro whisky, todo un punto a tener en cuenta para el viajero, tanto entonces como ahora, bien a modo de coma dorada o como un satisfactorio punto final al acabar el día. Todo indicaba, por tanto, que el hogar de The Macallan era la esencia, los cimientos sobre los que comenzar la campaña.

Incluso el trago más pequeño de The Macallan podría haber sido descrito (posiblemente no por aquellos pastores), como «multum in parvo» o, como Wordsworth podría haber dicho, «la gloria en un vaso».
Nick Salaman, redactor

La campaña siguió adelante y continuamos basándonos en la historia que tanto había calado en las onduladas colinas de Speyside. Aunque nuestra forma de comunicarnos e involucrarnos con los bebedores de Macallan ha ido evolucionando con el tiempo, todavía mantenemos y nos aferramos a esta historia y a las lecciones aprendidas de ella, eligiendo que forme parte de todo lo que esté por venir.

Registrarse

Entre en el mundo de Macallan

Explorar

Datos curiosos

Macallan the Malt: Entrada en el escenario internacional

Explorar