Fuentes de excelencia

The Easter Elchies House: una sabia inversión

Dentro del hogar espiritual de The Macallan

Con el paso del tiempo, uno descubre lo que realmente importa en la vida y lo que no, a qué aferrarse –amigos, historia, conocimiento u objetivos– y qué dejar ir. La vida, al fin y al cabo, son elecciones tomadas de manera consciente. Y sacrificios. Easter Elchies House en la finca de The Macallan en Speyside, es uno de esos elementos de nuestra historia al que hemos elegido aferrarnos, invertir y conferir valor. Y, a pesar de su conocido estado actual, la humilde casa que todavía adorna las instalaciones estuvo casi a punto de desaparecer en nuestra historia.

De humilde casa a mansión con torreón

Justo encima de la puerta de entrada se observa una fecha tallada en la piedra que data la Easter Elchies House nada menos que en los años de 1700, aunque es muy posible que el edificio ya estuviese presente en la zona, en alguna forma, nada menos que en 1543.

Construida por el Capitán John Grant of Elchies como residencia vacacional, la casa adorna la ladera que se eleva sobre el pintoresco río Spey, famoso por la pesca del salmón. Posteriormente, su nieto (también llamado John) heredó la finca y se la vendió al Conde de Findlater, de Seafield, en 1759. Dándole la vuelta a la narrativa de nuevo, aunque la familia Seafield se hizo cargo de la finca, Sir Lewis Grant of Grant, pariente de los originarios Grant of Easter Elchies, le arrendó más tarde la casa a los Seafield. Aunque la Easter Elchies House estuvo ocupada por diversas familias durante muchos años, siguió siendo propiedad de la familia Seafield hasta mediados de los años 60.

 

Los registros de la finca de Speyside permanecieron tranquilos hasta 1820, cuando Alexander Reid alquiló la casa y la granja a los Seafield. Como hombre «conocido localmente por aplicar los más avanzados métodos de cultivo», Reid tenía una visión mucho mayor para este tranquilo rincón de Speyside. Cuatro años más tarde, y contando con el pleno apoyo del propietario, estableció allí la primera destilería con licencia del entorno, aunque cuenta la leyenda que hacía años que allí se destilaba whisky, que se vendía a los sedientos pastores de ganado, antes de vadear el río de camino a los mercados de ganado del centro de Escocia. Es posible que la destilería adoptase el nombre «Macallan» por una vetusta y ruinosa iglesia de las proximidades, ya que así se llamaba la antigua parroquia. Para cuando murió en 1847, Reid ya se había ganado una seria reputación por la «calidad superior» de su whisky.

Tiempos de convulsión

La destilería cambió de manos en los años posteriores, modelada en su constitución por figuras inimitables como Roderick Kemp y los Harbinsons, quienes atravesaron años de agitación y cambio global. Durante esta época, es muy limitada la información sobre las fortunas de la grandiosa casa, pero en los años 60, cuando The Macallan la compró, se encontraba en tan malas condiciones que se plantearon la opción de demolerla. Era una opción muy factible, pues la casa no era necesaria ni formaba parte funcional de la destilería, y necesitaría una buena inversión para su restauración. No obstante, rechazamos esa fácil opción con numerosas justificaciones y racionalizaciones y buscamos una opción alternativa.

Merecía la pena invertir en la Easter Elchies House, a pesar de que las apariencias sugiriesen lo contrario. La casa representa mucho más que un trocito de historia en un terreno de Speyside; constituye los cimientos de un tipo de sabiduría que solo se obtiene mediante dedicación y sacrificio. Nuestro hogar espiritual, sinónimo de la marca de hoy en día, encarna nuestro compromiso con el recuerdo de la inversión y las decisiones que nos han ido conformado, y así seguirá siendo también de aquí en adelante.

Registrarse

Entre en el mundo de Macallan

Explorar

Datos curiosos

Distinción en la destilación

Explorar