Momentos De Precisión

Decantador The Macallan M Black: el desafío del tiempo destilado.

Un decantador diseñado para sobrepasar los límites

Hay ciertos momentos en la vida en los que quizás sea necesario desafiar las nociones tradicionales de lo que es (y lo que no es) posible. Uno de ellos es el origen de la creación de nuestro decantador M Black.

Hay mucho que decir sobre tradiciones y procesos arraigados, ya que constituyen los cimientos de una artesanía y maestría ilustres. Aun así, sin correr algo de riesgo no existirían la innovación ni la capacidad de crecer y transformarse.

Cuando decidimos asociarnos con los legendarios vidrieros de Lalique y el conocido director creativo Fabien Baron para crear el decantador The Macallan M Black, tuvimos presente ese espíritu que impulsa a correr riesgos y romper con lo convencional. ¿El objetivo? Sobrepasar los límites de lo que era posible en cuanto al cristal y el diseño tradicional de los decantadores, con el fin de crear algo verdaderamente excepcional.

Con Baron, creador de la identidad de algunas de las marcas más influyentes del mundo en los sectores de la moda y las fragancias, y Lalique, maestros en su oficio, el desafío era elaborar un decantador que no solo personificara nuestro legado y valores inconfundibles, sino que además utilizara el cristal de una manera única y apasionante.

El decantador es totalmente único en el mundo de los decantadores, así como muy difícil de elaborar debido a su forma y su color negro. En Lalique, maestros del cristal, se han deleitado poniendo en práctica sus habilidades más complejas para dar vida a la visión creativa de Fabien Baron en forma de espectacular cristal negro.
- Silvio Denz, presidente de Lalique

El diseño de Baron era ambicioso y planteaba la realización de una tarea importante por parte de Lalique, que suponía elevar su nivel de destreza técnica a cotas casi imposibles de alcanzar. Para empezar, el arte del vidrio soplado a boca es complejo, y la creación del recipiente angular y de bordes afilados que Baron había concebido constituía un desafío sustancial en múltiples aspectos. No obstante, asumir ese riesgo significaba que los decantadores resultantes serían mucho más gratificantes, ya que personificarían la habilidad, la dedicación y la maestría únicas de estos artistas inimitables.

La representación del tiempo absoluto destilado: capturado por completo en impecable cristal negro, el resultado es un decantador inesperadamente geométrico, estilizado y de un negro intenso, con seis caras distintas que representan los seis pilares de The Macallan (los principios rectores que conforman todo lo que hacemos y que definen nuestro carácter).

Las caras angulares y afiladas del decantador sirvieron de inspiración para concebir el nombre de M Black, con las líneas que forman la letra M creando la representación tipográfica perfecta del propio diseño angular del decantador. Por su parte, la inclusión de la palabra «black» (negro) en el nombre no solo refleja el color del impecable cristal de Lalique, sino que insinúa el perfil aromático ahumado y oscuro del whisky inusual que contiene.

El desafío del cristal negro.

La calculada elección del cristal negro presentaba sus propios desafíos, ya que trabajar con él resulta más complejo y conlleva mayores dificultades técnicas que la manipulación de un cristal transparente. Pero si alguien podía superar esos obstáculos era Lalique, una empresa orgullosa de su historia de desafío a lo convencional. René Lalique, fundador de la empresa en 1888, está ampliamente considerado como el inventor de la joyería moderna y maestro en el arte de la fabricación de cristal. Con el tiempo, su nombre se ha convertido en sinónimo de lujo, excelencia y un estilo artístico ampliamente reconocido. Deseábamos fundir la maña y la experiencia de Lalique tanto con la estética expresiva de Baron como con nuestro ADN particular para crear un decantador que sobrepasase los límites de lo que se puede conseguir de manera creativa.

Lalique mantiene una adhesión absoluta con la calidad y el carácter de sus piezas, y la elección del cristal negro ilustra su constante compromiso y persistencia a la hora de sobrepasar los límites de lo permitido por la física y la naturaleza, hasta el punto de lograr algo que se puede considerar imposible. A través de un enfoque y un compromiso inquebrantables con la tarea encomendada, lograron crear un número limitado de decantadores con una integridad estructural y un color que resultan muy difíciles de lograr cuando se trabaja con cristal al rojo vivo. Esto, a su vez, reflejó la singularidad única del whisky inusual que contiene el recipiente, un espirituoso que personifica los siglos de obsesión y compromiso con nuestro oficio.

Cada decantador realizado a mano unifica la tradición con una originalidad tan sorprendente como inflexible. Rezuma belleza e integridad en cada mirada, y su color transpira oscuridad y un punto de misterio. René Lalique conocía el poder de esta alianza inverosímil entre la oscuridad y la transparencia. El decantador The Macallan M Black emite la visión cautivadora del cristal negro contemporáneo con una profundidad y un carácter espectaculares, elevando el arte de la fabricación actual de decantadores a un nuevo nivel.

El M Black es una verdadera obra de arte que eleva el listón de los decantadores de whisky de todo el mundo.
Geoff Kirk, Head of Brand Development – The Macallan

Un single malt que capta un tiempo pasado, The Macallan M Black se elabora a partir de un número muy limitado de barricas.

Cuenta la historia del excepcional envejecimiento de las barricas y del compromiso inquebrantable adoptado para desarrollar y madurar nuestro whisky single malt. Este whisky inusual es el testimonio de los guardianes que han desarrollado y protegido las barricas y su precioso contenido durante generaciones. Refleja el pasado de The Macallan y, a través de los maestros de hoy en vía, condensa el presente en su totalidad. Se trata de un legado nuevo, aunque firmemente enraizado en la rica historia de The Macallan.

Registrarse

Entre en el mundo de Macallan

Explorar

Expresiones naturales

Parte 3: El ingrediente más importante: el tiempo

Explorar