Pasar al contenido principal

Introduzca su fecha de nacimiento.

Tengo la edad legal para beber en mi localidad

Al acceder a nuestro sitio web, acepta nuestros Terminos y Condiciones y Política de Privacidad. Si desea obtener información sobre la responsabilidad con el alcohol, visite

Artesanía, creatividad y colaboración

The Reach

La edición de whisky más antigua de The Macallan, este single malt escocés extraordinariamente especial celebra el trabajo artesanal que ha supuesto su elaboración, desde 1940 hasta hoy.

  • The Macallan The Reach single malt whisky
    The Macallan The Reach in cabinet

    The Reach

    Explorar

Un espíritu imperecedero

Captando el espíritu imperecedero de esta expresión, celebramos esta edición con la banda escocesa Mogwai, cuya composición musical original evoca la pasión, la dedicación y la habilidad que requiere el dominio de una producción creativa.

El vídeo es obra del renombrado fotógrafo, artista y director Nadav Kander, que visitó The Macallan Estate y el paisaje general de Speyside para captar la naturaleza circundante, el whisky y las personas que participaron en esta narración.
 

El tiempo es una bella construcción. Como humanos con una vida media de, digamos, 75 años, vemos el tiempo con una cierta cadencia. Como un tambor que late lentamente. Un árbol o una tortuga podrían sentir que ese tambor late mucho más despacio, pero no con menos sentido. Cuántas cosas han sucedido en este planeta desde 1940 hasta el presente en 2022, y en el cosmos mucho más allá de nuestro mundo también. Qué hermoso pensamiento para reflexionar. Hermoso en el sentido de que, aunque mucho sufrimiento se ha apoderado de ese tiempo, mucha bondad ha sucedido también. La belleza se encuentra en un pensamiento o un sentimiento, que el tiempo ha sido testigo de la vida al igual que ha sido testigo de la muerte - y ambos son aceptables, necesarios y por lo tanto normales.

Nadav Kandar Fotógrafo
The Macallan The Reach with Sculptor Saskia

El reflejo de un carácter especial

The Reach se presenta en un envasado único, elaborado por un colectivo de hábiles artesanos. Reflejando el tema de la colaboración, cada detalle ha sido meticulosamente pensado y representa el trabajo de muchas manos que han dado vida a este whisky.

La escultora Saskia Robinson creó tres manos para acunar el decantador de vidrio soplado, marcado con sutiles huellas dactilares que coinciden con las manos que lo sostienen. Presentado en una vitrina especialmente diseñada, este envasado es una obra de arte por derecho propio.